¿Persecución del PP a los musulmanes?

Tras los atentados de París, que anuncian como una «nueva lucha entre la democracia y el fanatismo», el PP ha presentado una propuesta al Pleno en la que se pide que desde los Servicios Sociales se ponga «en marcha desde ya y con prioridad absoluta, un Plan transversal de integración de este sector de la población» musulmán, afirmando que la política del Estado Islámico «de magnificar sus hazañas ha producido como consecuencia un efecto llamada entre una parte de la población joven que padecen una crisis de identidad y creen hallar una solución a sus males magnificando el horror».

Para el Gobierno municipal, que ha pedido su retirada, esta proposición resulta «racista y xenófoba», a la vez que denuncia «públicamente la persecución a la que el PP pretende someter a las personas que profesan la religión musulmana en Getafe, aludiendo a la necesidad de crear un plan específico de integración por el simple hecho de ser musulmanes y creando un alarmismo innecesario». También recuerda la «normalidad con la que varias generaciones de personas musulmanas han convivido en Getafe, formando parte de manera activa del municipio».

En el PP señalan como foco dos barrios «donde la población musulmana es elevada; Margaritas y Juan de la Cierva. Dos barrios donde se conjugan todas las coordenadas a similitud de París o Bruselas, y donde la psicosis colectiva puede desencadenar un aislamiento aún mayor de este sector de la población con las consecuencias derivadas de ello», citan en su propuesta.

Desde el PP han argumentado que «el Gobierno municipal desconoce los significados de racismo y xenofobia debido a su falta de información y formación», a la vez que añaden que «negar que existe una situación de tensión en toda Europa a raíz de los atentados yihadistas y negar que haya preocupación entre la población es tener una actitud irresponsable».

Defienden que su propuesta «ofrece, solicita y apoya la creación de un plan de integración transversal para anticiparse a conflictos y procurando una convivencia armónica. El PP apoya el pluralismo cultural, que incide en lo que nos une, teniendo siempre como base la igualdad ante la ley y que las diferencias deben servir para enriquecer la convivencia en lugar de para separar y crear guetos, que es lo que consiguen las políticas identitarias multiculturalistas».

Raquel González - Directora Grupo Capital